jueves, 12 de agosto de 2010

Juan Román Riquelme


Si hay alguien capaz de despertar pasiones y contras, si hay alguien capaz de generar discusiones apenas se lo nombre, si hay alguien capaz de deslumbrar con su habilidad y al mismo tiempo generar malestares por su displiscencia y frialdad, es Juan Román Riquelme. Sin dudas es uno los más grandes jugadores del fútbol argentino y algunos afirman, tras su paso por Europa, que es también uno de los más grandes a nivel mundial. Su capacidad de tocar la pelota, de resguardarla, su panorama del campo de juego y de sus compañeros, su fineza a la hora de pasar la pelota por lugares imposibles y sorprender a todos, su enorme pegada y su inteligencia para saber que hacer un segunod antes que los demás, son cualidades que lo hacen un jugador temible si se lo enfrenta y admirable si se lo tiene como compañero.
Debutó con el Bambino Veira demostrando que ya era un distinto. Encontró la gloria con Bianchi y se ganó el lugar de ídolo por los títulos obtenidos y por jugadas maravillosas, caños antológicos (Yepes todavía lo sufre), tiros libres para enmarcar. Se fue al Barcelona pasando sin pena ni gloria y de allí al Villarreal, llegando a un tercer puesto y a la semifinal de la Champions League 2006, fallando un penal a 5 minutos del final ante el Arsenal. Volvió a Boca para ser la gran figura y responsable de la obtención de la Copa Libertadores de América 2007 y ya quedarse definitivamente en el club de La Ribera.
Afuera de la cancha siempre fue introvertido, con cierto desdén y nerviosismo ante las cámaras, siempre hablando de frente y fiel a sus convicciones. Fue siempre una de las partes involucradas en conflictos internos de los equipos: en Villarreal tuvo problemas con Pellegrini, en Boca problemas con Palermo y varios jugadores lo pusieron siempre en el ojo de la tormenta y diviendo los de su lado o los que estaban en contra, renunció a la selección de Maradona por "falta de códigos por parte de Diego (según se dice es porque parece que hizo lobby con algunos jugadores para que se vaya Basile). Es un hombre que siempre privilegió los códigos, de decir y hacer que lo que se habla en el vestuario allí queda, con fuertes convicciones y que las sigue a muerte. No debe haber muchos jugadores que digan lo que piensen ante quien sea, su poca y distante relación con el periodismo lo ha llevado muchas veces a quedar como el malo de la película. Es el mismo periodismo el que también hace creer a la gente que jugadores como Riquelme no pueden jugar más, que está mal que no se ría, que es lento, que toca para atrás y la verdad que no los entiendo. A ver, vamos por parte:
1º: como no va a poder jugar un tipo habilidoso, talentoso, inteligente?
2º: para que quiero que se ría? Yo quiero que juegue bien y el puede disfrutar sin reirse, a su manera.
3º: lento? Yo no quiero que ni Riquelme ni nadie corra los cien metros en 10 segundos como si tuvieran un balde en la cabeza. Riquelme es rápido mentalmente, más rápido que muchos y la que tiene que correr es la pelota. Si de repente pone un pase entre 2 dejando solo al delantero ante el arquero rival, no es rapidez?
4º tocar para atrás muchas veces es una manera de rearmar la jugada ante la falta de espacios y presión del rival. También es una manera de no rifar la pelota y que la tengan los contrarios, dandoles la posibilidad de atacarme.
Y podría seguir...
Varias son las veces que se escuchó decir a Román que tiene pocos amigos, que puede no reirse, no hablar demasiado pero que cuando entra a la cancha los diez que están con el son más que sus hermanos y los defiende a muerte.
En estos últimos tiempos su renovación de contrato, sus peleas con Palermo y Maradona han estado por encima de su nivel, aunque siempre regala pinceladas de su talento.
Riquelme es un gran jugador de fútbol, eso nadie lo puede negar. Puede gustar o no, puede caer bien o mal su forma de ser pero su nombre estará por siempre entre los grandes de nuestro fútbol. Y el que me diga qu eno lo quiere en su equipo miente. Al habilidoso lo queremos todos, como en el pan y queso del fulbito en el campito. Al mejor siempre lo eligimos primero.
Abrazo!

10 comentarios:

mujerdeole dijo...

Vuelve la alegría a las canchas, porque Román es eso, aunque algunos le digan triste o pecho frío. Y como dice Cappa el fútbol es alegría o no es nada.
Un abrazo Matías, y vamos con todo con el debut de Central! Por la reconquista!

La candorosa dijo...

PORRRRRRRR FINNNN!!!

Ya me estaba poniendo nerviosa!!!jajaaa

Abrazosssssss!!

Julián dijo...

Matías: Riquelme una vez dijo: "se quejan de que no me río... yo pregunto ¿Zidane se reía cuando jugaba?".
Excelente tu texto.
Un abrazo.

Matías dijo...

Mujer es verdad. Pasa que algunos ineptos piensan que para divertirse adentro de una cancha hay que reirse a carcajadas... Que poco que saben... Esperemos lo de Central, pero sigo medio escéptico porque el canalla nos tiene acostumbrados a dudar...

Candorosa ya no aguantaba más, porque no se definía la novela y porque se hablaban tantas estupideces que quería el fin ya!!

Julián, gracias. Eso de reirse es una estupidez, son argumentos baratos para intentar descalificar a un gran jugador. Es más son pocos los jugadores que se han reído y eso no significa que disfruten más que otros. Yo prefiero que pongan cara de malo si es posible asi le meten miedo al rival... jajaj

Abrazos!

Matías Rodríguez dijo...

al final termino arreglando y que bien le viene al futbol argentino un jugador asi y ni hablar a boca, que no puede salir del pozo, lastima que recien por lo escuche en la fecha seis estara para demostrar su futbol, pero de todas formas que continue en nuestro futbol siempre es una gran noticia, un saludo matias y espero tardes de mucho futbol por parte de juan roman

Nahuel Bargas dijo...

Hola me gustó tu blog .Te invito a que leas el mio.Su nombre es Sentir el fútbol y su dirección es bargasnahuel.blogspot.com
Participa en la encuesta para elegir el candidato a ganar el torneo.

Julián dijo...

Qué ovación en la Bombonera, ¿no Matías?
Un abrazo.

Matías dijo...

Matías creo que con Román el fútbol está asegurado. Espero que se recupere bien y pueda regresar de la mejor manera física y futbolística y que el momento de Boca no apresure sus tiempos.

Nahuel bienvenido. Ya visité tu blog, esta muy bueno y también dejé mi voto.

Julián, la ovación a Riquelme fue espectacular y muy merecida. Podría hablar de que también fue un golpe a aquellos que demoraron su renovación, a aquellos que no lo quieren y demás pero me voy a quedar con el recibimiento que la gente de Boca le hizo a uno de los más grandes de su historia.

Abrazo!

emeygriega dijo...

Estamos muy felices.
Pero necesito que se incorpore YA a Boca y a la Selección.
Mientras tanto, y de cara a lo que me muestra el Boca de Borghi, seré de Lanús provisoriamente.

¡Un beso!

Matías dijo...

Eme hágase de Vélez! Con lo lindo que juega. Creo que en unas fechas empezaremos a ver buen fútbol, porque jugadores hay, entrenadores que quieren el buen juego también y la gente está empezando a pedir que se juegue bien. Abrazo!