lunes, 4 de octubre de 2010

Viva el distinto


Esta vez no voy a hablar de los resultados ni del nivel de juego de los equipos. Pido las disculpas del caso pero esta vez quiero hablar de una situación que se ha comentado bastante y que cada vez me enerva más.
De más está decir que en este espacio se defiende el fútbol bien jugado, el fútbol como espectáculo, la fantasía y la magia que este deporte brinda (aunque cada vez en menor medida). De más está decir que en este blog se defiende y se venera, por decirlo de alguna manera, a entrenadores que buscan jugar bien por encima de un resultado a cualquier costo. Sabida es mi admiración por Angel Cappa, hombre que a mi modo de ver las cosas a devuelto al fútbol argentino la ilusión, casi olvidada por un discurso exitista de los medios, de ver un espectáculo, un buen partido de fútbol, con lujos, con buen nivel, sin miedos y sin temor a arriesgar.
Su irrupción en Huracán lo hizo más conocido, le dio más notoriedad entre los que lo habíamos sentido nombrar pero que no estábamos demasiado conscientes de lo que el proponía y propone. Al mismo tiempo que producía la admiración de muchos por el juego del Globo y por su discurso tan distinto a lo acostumbrado y tan cercano al ideal del deporte, se creó una especie de disgusto, una especie de bronca en los medios de comunicación. ¿Por qué? Porque Angel sostenía que quería ganar siempre pero no a toda costa, porque era consciente de que jugando mal se puede ganar uno o dos partidos pero a la larga se sufre. El busca una identidad de juego, una idea que tiene que ver con la estética del fútbol, con el jugar bien como recurso y no como contraposición a ganar. El lema que impusieron algunos pseudo-periodistas de jugar bien o ganar se instaló en la sociedad y se seguía a rajatabla. Siempre hubo detractores de esta idea pero no parecían tener asidero hasta que la gente empezó a vislumbrar y a disfrutar del juego de aquel equipo inolvidable del 2009. Ahí en muchos se produjo como un click y se dieron cuenta que era posible jugar bien, que era más fácil ganar jugando bien y no una ser la contra de otra, nada de "o ganás o jugás bien". Una es consecuencia de otra. A partir de ese momento Cappa se convirtió en una bandera, en un referente a escuchar. Pero los medios de comunicación parecieron molestarse y desde ahí exacerban todo lo que rodea al DT en lo que respecta a algo malo. Si grita, si putea, si se enoja, si lo echan, si empata, si juega un par de partidos mal, etc. Parecen buscarlo en todo momento y resaltar las características de su persona y que son propias de una persona con carácter y que defiende a rajatabla sus ideales. El tema es que en vez de concentrarse en lo futbolístico, buscan reflejar cosas como muy malas, como malos ejemplos, como "vende-humo". BASTA!! Acepten a las personas que pensamos diferentes y proponen algo distinto al exitismo maldito que supieron imponer. Cappa no se cree el mejor, simpemente sabe defender con muy buenas palabras y acciones la fidelidad a un estilo. Muchas veces dicen que es soberbio por su forma de hablar y yo digo que eso les pasa por la falta de inteligencia y la precariedad intelectual que tienen algunos periodistas que no parecen entender lo que habla y se ponen en la vereda de enfrente por inercia.
He dicho con anterioridad que muchas veces se rpesta a un juego que no le conviene porque lo hacen quedar como el malo de la película. Muchas veces sus reacciones, sus insultos no son las apropiadas para el cargo que ocupa. Pero si uno se pone a hilar finito, las acciones de muchos personajes que lamentablemente integran el circo del fútbol son peores y de muy malas intenciones, de mayor gravedad y consecuencias que las del entrenador. Basta de agrandar lo que hace Cappa y querer a toda costa de ridiculizarlo y vender una imágen que no es. River no está jugando bien pero tampoco es un desastre como lo era el semestre pasado y no lo resaltan eso. River está sacando resultados que antes no y le piden cosas ilógicas, más allá de la situación en la que se encuentre el Millo (le pidieron sacar un volante y poner un defensor ante Quilmes, ganando y de local).
Si todos entendieran el fútbol como Angel, sin dudas sería mucho mejor. Y si todos practicaramos lo que pregona en la vida y en lo social, sin dudas estaríamos mucho mejor. Quiero hacer una salvedad, acá no se desmerece ninguna forma de obtener un resultado porque está demostrado que todas sirven para ganar. Simplemente se defiende la que para mi es la más efectiva y, por sobre todo, la más linda para ver, la que más me llena el corazón futbolero.
Abrazo!

14 comentarios:

Goles y Torneos dijo...

Todo sobre el Torneo Apertura 2010:

golesytorneos.blogspot.com

Super Riquelme dijo...

Hola Matias, estamos, vos sabes, en la misma vereda. Yo prefiero escuchar poco a los editorialistas y escuchar mas bien lo que dicen los protagonistas. Y creo que mas alla de lo que se diga de Cappa - no se que se dijo de lo de ayer - me parece que por ser una bandera, como vos decis, el tipo tiene responsabilidades especiales. Es un embajador y como todo embajador tiene que manejar nociones minimas de diplomacia. A mi no me importa que Cappa sume enemigos por ir al frente o hacer cambios ofensivos. Pero me parece que no deberia sumar enemigos por putear gratuitamente o por ofender a los rivales subestimando lo que hacen, especialmente cuando pierde.
Un abrazo!

mujerdeole dijo...

Matías, estoy como sabés con el espíritu del post, con todo lo que decís y con Cappa más a muerte que nunca.
Acepto lo que dice Super Riquelme, que está claro es uno de los nuestros y tiene razón también, pero quiero agregar que si bien él por ser "nuestra bandera" (por usar tus propias palabras) tiene responsabilidades, nosotros que nos cobijamos bajo su sombra a gusto con ese fútbol que lejos del pragmatismo que nos adormeció durante tantos años nos ha devuelto la alegría, también tenemos responsabilidades para con él. Don Ángel debería recobrar la calma pero nosotros, justamente nosotros, tenemos que tratar de comprenderlo.
A veces hay que meterse un poco en el barro para defender una idea, yo por Cappa me meto. Un rato aunque sea.

Un abrazo
y felicitaciones por el triunfo de Central!

Julián dijo...

Adhiero completamente, Matías.
Lo que no entiendo es cómo Angelito se calienta con tanta facilidad. Pero eso es lo de menos, River está jugando mejor que el año pasado y de no ser por resultados adversos como el de Quilmes y Ñewell´s, estaría más cerquita.
Un abrazo.

Matías dijo...

Super yo creo que el tiene responsabilidades pero es humano también y muchas veces es difícil estar sereno con las pulsaciones a mil y con el clima que se vive en el fútbol. Cappa no está sumando enemigos porque putee o se pelee con los árbitros, sino que suma enemigos por su forma de ver el fútbol y su forma de querer ganar. Es triste esto porque muchos se vanaglorian de la libertad de expresión pero muchos de esos periodistas son los que lo buscan permanentemente por cualquier cosa.

Mujer yo también me meto en el barro por Cappa!! Es verdad lo que vos decís, hay que tratar de comprenderlo porque es una persona más. Uno a veces juega con amigos y se calienta de la nada, asique entiendo que en ese clima el también se saque. Hay que darse cuenta que los lugares pueden exigir un poco más de cordura pero también ver que los que están en dichos lugares son personas comunes y corrientes.

Julián, Angel se calienta porque es su esencia, porque está en su sangre. Yo también soy bastante calentón por eso lo entiendo jeje. Y es verdad que River está mucho mejor que años anteriores y no tengo dudas que va a pelear. Le tengo FE y falta mucho.

Abrazos!

Matías Rodríguez dijo...

a veces me jode que proteste tan aireadamente, me parece que no es serio, un saludo

Alejo Traiani dijo...

Cappa se caracteriza por ser calenton, lo demostro vs velez, siendo dt de huracan y de river. lo de ayer es una discusion con razon para el. la expulsion hace que se altere mas. se tendria que tranquilizar un poco, por el equipo, y por su salud, tiene 64, no esta para esos ataques de locura.

emeygriega dijo...

Matías, me impactó toparme con el título que elegiste.
Perdón por la autorreferencia, pero te pido leas mi anteúltimo post sobre Rafael Correa y la situación en Ecuador.
¿Cosas distintas?
No. Hablamos de lo mismo. Y lo celebro.

Un abrazo.

Matías dijo...

Matías, Cappa protesta de esa manera porque es su forma de ser, es calentón. Y a esta altura pedirle que cambie es como pedirle que tracione su manera de vivir el fútbol. Debería calmarse un poco pero más que nada por razones de salud.

Alejo es verdad que por razones de salud y edad debería tranquilizarse. Pero asi lo vive el y hay que respetarlo. El tema es que muchos medios quieren hacerlo ver como alguien que se saca de la nada y lejos está eso de ser cierto. Se saca por las injusticias que se dan en el fútbol y por como a veces esas injusticias condicionan al equipo. El se pone así porque defiende a muerte a sus jugadores, a su proyecto y lo aplaudo. Uno puede gustarle o no pero si asi lo siente, perfiero que se caliente y sea auténtico y no un callado que va por atrás.

Eme lo leí en su momento y quise comentar pero no me dejó. Recuerdo la frase "lo quisieron matar, los iguales, porque era distinto". Fue un post espectacular y si, hablamos de lo mismo. El fútbol es como la vida, cada tanto aparece un distinto. Yo encontré a varios distintos aquí, entre los cuales estás vos. Y yo voy a aplaudir a los distintos siempre.

Abrazo!

CALIGULA dijo...

Todo bien con Cappa, hacen falta más Cappas en el fútbol argentino.

La candorosa dijo...

Cappa es un capo, sin lugar a dudas!

Abrazos!!

Matías dijo...

Calígula si señor, muchos más Cappa harían que el fútbol argentino fuera más lindo, menos dramático y más tranquilo.

Candorosa, tiene usted toda la razón: sin duda alguna, Cappa es un capo.

Abrazo!

diosesargentino JULIANO dijo...

sabés que pasa que en esta lucha de ser el mejor sin importar nada pued quedar al margen. saludos y muy buena tu exposición.

Matías dijo...

Juliano gracias. Y es verdad nada puede quedar al margen pero me parece que se ensañan mucho con Cappa. Dicen que es soberbio, que habla demasiado, que se queja pero lo buscan en todo momento. Me parece bien que a partir de ahora sea más parco con la prensa y no les de tanto de comer. Pero sus reacciones las banco porque si el es asi, si asi siente el fútbol, que siga siendo auténtico.
Abrazo!