martes, 2 de noviembre de 2010

Batista, el elegido


Ya no es noticia que Sergio Batista será el encargado del destino de la celeste y blanca por los próximos cuatro años. Era lo que se manejaba, aunque algunos pensábamos en otros nombres y en que podía ser otro el entrenador elegido. Pero asi se dio "por decisión de la comisión creada para designar al nuevo dt". Todos sabíamos que tal comisión iba a ser de juguete, porque el que iba a tomar la decisión que en verdad vale era Don Julio. Por eso cabe preguntarnos, adonde pretendemos ir? A qué apuntamos? Avanzamos o retrocedemos? A mi entender retrocedemos, sobre todo por la forma en que llega Batista y porque no tiene méritos comparables a demás candidatos.
El nº 1 era Carlos Bianchi, que según dicen se mostró predispuesto a hablar esta vez. Previamente se había negado en dos oportunidades por problemas con el Jefe. Y aparentemente es por esto que el mandamás de la AFA decidió pasar por alto a uno de los entrenadores más exitosos de la historia del fútbol argentino. Y es en una de las principales características del Virrey en la que Grondona se basa para no elegirlo: personalidad. Bianchi no es un hombre fácil ni dócil, se sabe que es de carácter fuerte y no se banca que se metan en lo que no corresponde. Y sabido es también que a Don Julio le gusta tener incidencia en muchas cosas (ej: "la lista de convocados al Mundial antes la tengo que aprobar yo") y que su forma de ser lejos está de ser mansa. Es por eso que estamos como estamos, porque dejamos de lado lo importante a la hora de tomar una decisión para fundamentarnos en estupideces como problemas personales. Dentro de cuatro años podremos festejar un Mundial pero la cosa seguirá siendo la misma o peor. Los clubes se seguirán cayendo a pedazos, los jugadores se irán con apenas un puñado de partidos en primera y la selección lo sufrirá como siempre. Yo no digo que Batista sea mal entrenador sino que no ha demostrado nada para estar al frente de la selección. Ojalá le vaya de la mejor manera y pueda encontrar la identidad de fútbol bien jugado que tanto pedimos. Pero esto debería ser por convicciones de que sabe lo que hace y no porque se lleva bien con los jugadores o porque es el más manejable para Bilardo y Grondona. Era el momento de tomar decisiones coherentes pero quizás soy iluso al creer que trás tantos años de manejarse de la misma forma puedan cambiar justo ahora.
Batista es el entrenador asique hay que tirar para adelante. Pero que esto esté acompañado por políticas concretas de mejorar nuestro fútbol en todos los niveles. Para que los buenos resultados locales sean consecuentes con la selección mayor.
Abrazo!

6 comentarios:

Hernán Goldzycher dijo...

Batista tiene algunos ascensos. Pero no tiene ningún torneo grande q amerite su designación. Dps tiene los JJOO,claro. Pero tengamos en cuenta q nuestro equipo era muy superior comparado con el de los rivales. Sin desmerecer el título de Beijing creo q no es lo suficientemente importante. Sabella y Ramón Díaz tienen mas pasta. Son ganadores. Batista no dudo q lo sea (es campeón del mundo) pero todavia le falta "algo". Y esta decisión de poner una oficina en Europa es ridícula. Por otra parte, ¿qué espera para devolverle la titularidad a Carrizo? Saludos

Diosesargentino JULIANO dijo...

otra oportunidad perdida de tener al mejor dt de la historia argentina: Carlos Bianchi.

emeygriega dijo...

Así sea, Matías.

Super Riquelme dijo...

Matias, es tan cierto lo que decis que parece una obviedad repetirlo. Y de verdad cuesta mucho entender como un tipo como Grondona elige asi para seguir metiendo la cuchara. La unica reflexion que se me ocurre es: que sabios los convencionales de 1853 impidiendo las reelecciones!!!

mujerdeole dijo...

Todos deseamos que al Checho le vaya bien, que Argentina encuentra rápidamente una manera de jugar que nos haga sentir orgullosos de nuestros jugadores. Nuestras críticas no son al Checho batista, yo al enos no tengo nada contra él y hasta coincido con lo que anuncia que va a hacer, nuestra crítica es a lo manejos en la AFA, a esta comisión que no fue más que una pantalla y el poco respeto por algunos técnicos como Bianchi, un tipo al que en ningún país le hubieran privado hacerse cargo de la selección con todo lo que ganó.
pero bueno acá estamos, todo bien con el Checho, ahora él es el hombre y tenemos que apoyarlo, al menos en esta etapa hasta ver el rumbo de las cosas.

Un abrazo

Matías dijo...

Hernán los juegos olímpicos han sido un gran logro pero no creo que sea para tener demasiado en cuenta. Si bien ya tiene la experiencia de dirigir a estos mismos jugadores en Beijing, la mayor es otra cosa, con otros rivales y mucha más presión. No se si lod e la oficina en Europa sea tan ridículo, me parece algo positivo ya que apunta a tener más contacto con los jugadores. Lo que si me molesta de eso es que intentarán buscar nuevos talentos. Me parece que deberían buscarlos aquí y brindarles un apoyo de modo tal que no deban recurrir al exilio para jugar.

Juliano coincido. Era el momento de Bianchi.

Eme, es lo que todos esperamos, que de una buena vez el fútbol argentino tome la senda de la seriedad y del buen fútbol, la siga y a la larga veremos resultados.

Súper deberían prohibir eso de las reelecciones indefinidas. De ese modo Grondona se hubiera ido hace rato, aunque me queda la duda de si hubiera puesto a un hombre de su confianza al mando de la AFA cuando el lo dejara. Es así, le gusta demasiado el poder y ya consiguió manejar a la asociación como si fuera su ferretería. Y lo lamentable es el apoyo por miedo e interesado que le dan muchos dirigentes a la hora de votar. Esto es culpa de todos, no de Grondona solamente.

Mujer, yo tampoco tengo nada en contra de Batista y ojalá pueda lograr todo lo que está proponiendo. Al igual que usted, lo mío va en contra de un sistema que se adueñó de la AFA y que la maneja a su antojo. Batista podrá ser campeón del mundo pero la forma en que llegó a ser el dt, los modos del comité ejecutivo y esa comisión fantasma que formó y los manejos que van a seguir de acá hasta que se vaya el Jefe, no cambiarán y por ende nuestro fútbol será cada vez peor. Tal como decís, ahora hay que apoyar pero sin dejar de exigir un cambio que revalorize a este deporte tan hermoso.

Abrazos!