martes, 7 de junio de 2011

El pez por la boca muere...

Dicen que uno es preso de sus palabras. Pero también, y más aún en el fútbol, también es preso de sus modos. Para bien y para mal. Esto puede graficarse con River. Desde su designación al frente del plantel de primera, J.J. López se cansó de afirmar que no era momento de jugar bien, sino de ganar. Declaraba en todos lados que no había que arriesgar sino resguardarse (como si eso le garantizara la victoria). Los resultados del final del torneo anterior y principios de este lo avalaban y la gente estaba chocha, a nadie parecía importarle que el equipo no jugara bien, que ganara todos sus partidos uno a cero, que no generara ni juego ni situaciones de gol. La nube en la que vivían todos gracias a los resultados, hacía incluso pensar en la palabra campeonato... Pero de pronto todo se oscureció y River hoy está al borde de la Promoción, como con Cappa (tan criticado) y no depende de si mismo. ¿Y qué fue lo que pasó? Que los resultados empezaron a serles esquivos a los de Núñez, nada más. Porque el juego, las situaciones, los jugadores eran los mismos. Por como lo grafican los medios, parece que ahora empezó a jugar mal, a ser un equipo que no juega a nada pero esto viene desde siempre. El tema es que los 3 puntos no se los lleva. Y era lógico, más allá de que este deporte no lo sea, porque jugando así no podía durar mucho tiempo más ganando. Y como siempre los errores de todos se notan más en las derrotas, J.J. López comete errores gravísimos, Pavone no le mete un gol a nadie, Buonanotte es la salvación porque no juega pero cuando lo hace no sirve para nada, Lamela es un morfón, Carrizo no puede atajar más, etc, etc. Pero el dt siempre hizo los mismos cambios, Lamela siempre hizo una de más, Pavone luchó solo contra el mundo, Buonanotte es un calentón pero al menos las pelea a todas, Funes Mori es un pibe nada más que tiene demasiada presión y hay que dale tiempo y Carrizo hizo que esto no sucediera antes con sus atajadas. No debe ser nada fácil enfrentar una situación así y menos en River. Pero el problema es el humo que se vende, que la gente siempre compra y que cuando se esfuma todo se tira a la basura. Y ahora es cuando hay que bancarselá, hay que ponerle el pecho a la situación. Si se aprobaba esto cuando se ganaba ahora no hay que llorar y hay que darle para adelante, no ser hipócritas y putear lo que antes se aplaudía. Aqui desde un principio se le quizo hacer creer a la gente )y se logró) de que la culpa de todo esto era querer jugar bien, era arriesgar cuando en realidad la culpa fue de gente que se manejó mal, que hizo lo que quiso con el club y se robó todo. Cuando River jugaba bien ganaba, era campeónm era protagonista y jamás nadie imaginaba que podría llegar a esta situación. Ahora Jota Jota es preso de sus palabras, porque si por jugar bien se estaba mal, que es lo que llevó a que su equipo en este torneo este con chances de jugar la promoción? Hace más de una rueda que es dt del Millonario y sigue igual que cuando agarró. ¿Entonces?
Basta de vender cosas que no son, de mentirle a la gente y aprovecharse. Jugar mal y los malos manejos lleva a un equipo a estar mal. O River cuando jugaba bien estaba mal??? Cuando River jugaba bien, vendía bien, sacaba jugadores de inferiores...
Algo similar le pasa a Huracán. ¿Cómo puede ser que un equipo que jugaba muy bien y que fue sub-campeón hace 2 años, hoy esté en una situación penosa? Los jugadores de ese equipo se fueron, no se trabajó en inferiores, los dirigentes hicieron lo que quisieron logrando contener a la gente pero mientras vaciaban un club. Pastore está tasado en 80 millones de euros y cuanto le dejó al Globo su partida? NADA. Y no es culpa del Flaco sino de los directivos inescrupulosos, que nunca debieron hacerse cargo de nada.
Si esto fuera matemática sería simple: buenos jugadores+jugar bien=grandes ingresos
grandes ingresos + buenos dirigentes= clubes en buen estado
Conviene?...

Abrazo

8 comentarios:

Nahuel Bargas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nahuel Bargas dijo...

El problema es que se cree que para sacar puntos hay que jugar mal, o especulativo. Pero no creo que River fuera defensivo, sino que dependió mucho de Lamela y de esfuerzos individuales. Cuando el equipo se conectó, se vio algunas buenas jugadas, pocas eso sí. A River en este torneo no se lo puede caracterizar de ninguna forma, no fue defensivo, xq le llegaron muchas veces y si no era por Carrizo le hubiesen cometido muchos goles.
Tampoco estaba volcado al ataque, ya que no generó muchas situaciones de gol, ya que Lamela no podía resolver todo sólo.
No creo que Lamela sea un morfón, jugadores como él sólo largan la pelota cuando la van a perder, y está bien que la mantenga xq es el mejor jugador de River en el torneo. De él, como del Pato Rodríguez o de Neymar por poner ejemplo, se sabe que no son de largar la pelota fácilmente, lo llevan en el ADN.
El gran problema de River es que nunca encontró una identidad, se decía que jugaba a resguardarse, pero en verdad, jamás especulo.
Cuando necesito ganar, se encontró con una disyuntiva, jugó mucho tiempo basándose en la confianza que le generaban los dichos del grupo y del técnico, pero cuando empezaron las dudas, se convirtió en un equipo con intransigencia. Incapaz de resolver situaciones extremas. River está alienado, privado de sí mismo.
Saludos

mujerdeole dijo...

Nunca sirve la especulación por sobre la creación y el respeto por el juego mismo. River no tiene juego y cuando juega lo hace bastante peor que con Cappa. Lo verdaderamente indignante es el discurso vacío y acomodado a las circunstancias de Jj lopez que intentó caerle bien a los adalides de siempre, los que siguen pensando que jugar bien y ganar no son compatibles. Y que se puede jugar para ganar, y no necesariamente eso signifique hacerlo bien. Pero más caraduras son los medios, dándose vuelta como panqueques y no haciéndose cargo de sus errores, con Farinella de Olé a la cabeza y Recondo bien ubicado también en el top five.

Un abrazo

Matías dijo...

Nahuel para mi River fue defensivo. Si le llegaban mucho era y es porque defiende mal. Y si a eso le sumas que no atacaba con criterio y en el medio dependía solo de las buenas ideas de Lamela para formar juego, el resultado no es bueno. Y aclaro que no pienso que Lamela sea un morfón sino que eso es lo que dicen ahora muchos por los resultados del equipo. Si coincido que en situaciones extremas, falló la resolución siempre y esto es porque tiene muchos jóvenes. Lamela, Lanzini, Funes Mori son buenos jugadores y podrían serlo mejor si en vez de esta realidad les tocaba debutar y ser mechados en un momento de mayor tranquilidad y menor presión.

Mujer esos personajes nefastos son los que deberían irse a sus casas y no hablar más de fútbol. Y lo peor es que la gente los compra y los escucha. El discurso sin sentido que exponen como verdad abosulta e irrefutable es una verguenza, simple y llanamente. Jugar bien siempre será compatible con ganar y siempre será un complemento, una forma de llegar al resultado y no un concepto antagonista.

Abrazo!

Marco dijo...

Coincido con todo lo que dices, pero más allá de eso que River juega peor que antes está claro. Es cierto, antes no jugaba bien, pero ahora juega peor. Antes Pavone al menos la metía (como sea pero de vez en cuando hacía goles), Lamela construía más situaciones de gol y Carrizo no cometía los errores que cometió como ante Boca y San Lorenzo (creo que él es uno de los responsables de que el equipo esté hoy destrozado mentalmente, esos 3 puntos contra el cuervo eran vitales). Más allá de eso, el debacle de River, en este torneo aclaro, para mi viene del partido contra All Boys.
Con respeto a lo de Huracán, creo que no le entra ningún dinero porque el club que tiene el derecho de formación es Talleres de Córdoba. ¿O cuando jugó en un club también debe ingresar dinero? De eso no estoy seguro, por eso pregunto.
Éxitos Matías, te espero en mi blog.

el toque debe continuar. dijo...

Matias,

graficaste muy bien la situación de river, no hay mucho para agregar, pero aquí va mi granito de arena. JJ es pepe grillo (creo que ese era el nombre): las hormiguitas acumulaban comida para el invierno y el grillo se reía, pero cuando llego el invierno quedo claro que no solo del 'ya' se vive.... Mientras había 'veranito' con las atajadas de carrizo, algún gol aislado y alguna alludita de la suerte se ca**** de risa. El discurso "el buen futbol requiere tiempo" era "humo" y River se había "reinventado"... pero en cuanto la suerte dejo de acompañar y los graneros estaban vacíos porque no se había invertido... ooops...
Abrazo!

Matías dijo...

Marco yo creo que Carrizo es responsable de que River no haya estado antes en esta situación. Sus atajadas han contribuido incluso a que en algún momento todos se ilusionen con la salida de todo riesgo. Es cierto que los errores los cometió en momentos claves pero también es verdad que si River metía 3 goles, las fallas no significaban nada. Si no se genera juego, si no se generan situaciones ya es muy difícil ganar.

Toque la verdad es que tu comparación es muy pero muy buena. Nada más para agregar porque ya lo dijiste todo.

Abrazo!

AntonioHermi dijo...

Inscríbete en la I Edición de Premios Amor Sevillista, somos yá 56 blogs inscritos.
Para participar, hazlo desde INSCRIPCION